18 mayo 2010

¨El famoso hispanista de color Wilson¨.


En los años previos a mi ingreso en la Universidad, cuando existía aquello del BUP (Bachillerato Unificado Polivalente… creo recordar) y COU (Curso de Orientación Universitaria) era frecuente que los exámenes de algunas materias, en particular las de ¨Humanidades¨, consistieran en el comentario de un hecho histórico, de un texto literario o de una imagen de una obra artística.

El objeto de este comentario no era tanto plasmar nuestra, seguramente infundada, opinión sino que recogiéramos los comentarios que los expertos (críticos de arte, literarios, historiadores) habían emitido y cuyo conocimiento por parte del alumno era el asunto a evaluar.

Era común en mi grupo de amigos que, bien cuando no teníamos ni idea de lo que había que comentar, bien cuando queríamos comprobar la seriedad de las correcciones de los exámenes o simplemente para divertirnos, … la osada e inconsciente adolescencia, pusiéramos en boca de un posiblemente (digo posiblemente por que no me consta que exista o no) ficticio ¨ famoso Hispanista de color Wilson¨ las más disparatadas opiniones acerca del hecho, texto u objeto a comentar.

He de decir que en contadas ocasiones algún docente cuestionó la existencia de tal hispanista y que en mi caso particular tras un comentario bien realizado, pero trufado con algún disparate mayúsculo atribuido a nuestro querido e imaginario Wilson obtuve excelentes calificaciones.

Parece que, ante los exámenes en materia económica, el Presidente del Gobierno de España actúa en forma similar, no se si por desconocimiento, para ver si los que corrigen su examen son rigurosos (parece que en la UE hay algún docente serio) o simplemente para divertirse y tomarle el pelo al contribuyente.

Claro que como en política hay que poner una cara a decir los disparates, en vez de nuestro entrañable hispanista de color Wilson (o economista, tanto da…) ha recurrido a la Inefable economista e ingeniera orensana, blanquita ella, Salgado.

No hay comentarios: