14 noviembre 2011

Risk On, Risk Off

Estos dos conceptos, ya definitivamente acuñados en el lenguaje de los operadores del mercado, marcan el comportamiento de las Bolsas, la Deuda pública, las Divisas e incluso las Materias Primas en los últimos meses, con mayor intensidad desde el estallido de la crisis de deuda en Europa.

Así cuando surgen noticias “positivas”, la mayoría de las mismas fruto de actuaciones políticas o de meros rumores sobre la posibilidad de que éstas se lleven a cabo ( Rescates, aprobación de planes de “austeridad”, expansiones monetarias, tipos de interés de los Bancos Centrales, solución de incertidumbres…), y en menor medida datos macroeconómicos, entramos en una conducta de apetito por el riesgo o “Risk On”.

En “Risk On Mood” suben la Renta Variable, el Euro y otras divisas "pequeñas" frente al USD, la deuda de los países “menos sólidos” (sube su precio y baja su rentabilidad) y, con matices, las materias primas mas atentas a los datos macro, ( en metales preciosos y petróleo el patrón se ve modificado por otros factores que comentaré mas adelante). Por el contrario bajan lo que se consideran “activos refugio” o “safe havens”: USD, deuda norteamericana, alemana, japonesa, Franco suizo y Yen (si bien estos dos últimos, tras las intervenciones de sus respectivos Bancos Centrales, se han vuelto menos interesantes como refugio)

Lógicamente cuando las noticias son “negativas”  y se impone el “Risk Off” sucede exactamente lo contrario.

Viendo este comportamiento, hay que contestar la pregunta  ¿por qué el Euro se comporta como un activo de riesgo?:

Por que independientemente de la evolución económica que presente la Eurozona en términos relativos frente a USA, persisten dudas sobre su supervivencia, al menos en su forma actual, y por otro lado, su rentabilidad, el BCE mantiene tipos del 1,25% mientras que la FED está en 0,25%, parece poco una diferencia de un 1%, pero no se olvide que en términos relativos supone un 500% más que el USD, lo hacen muy interesante cuando existe apetito por le riesgo.

En cuanto a los metales preciosos la evolución de su precio es un poco diferente: su precio sube, y se convierten en activos refugio cuando tenemos noticias que, siendo “positivas” para los activos de riesgo, pueden apuntar a inflación futura, expansiones monetarias, o que pueden reducir la rentabilidad de otros activos que también de la consideración de safe havens, es decir, reducciones de tipos de interés.

Y finalmente el Petróleo, éste último responde fundamentalmente, sube su precio, ante medidas inflacionistas en el USD ( su precio se fija en ésta moneda ), noticias positivas relativas al crecimiento global y geopolíticas que pudieran llevar a problemas de suministro: tensiones en países productores y rutas comerciales.

No hay comentarios: