07 enero 2012

Fin de Semana: Amanecía el Siglo XX en Europa

Los recientes cambios de Gobierno en Italia y Grecia, a todas luces dentro de la "legalidad" pero con dudas acerca de su "legitimidad" democrática, junto con las desafortunadas, siendo benévolo, declaraciones de Van Rompuy (Italia necesita reformas, no elecciones), me hacen recordar el lema principal de la dictadura portuguesa de Joao Franco: "Poca política, mucha administración" Si, en Portugal también tuvieron "su" Franco. Para ponerlo en contexto, unas líneas del Libro "El Fascismo", de Stanley G. Payne:

"A medida que los sistemas liberales de Europa meridional se volvían más democráticos, conflictivos e inmanejables, fueron en aumento las exigencias de una alternativa moderadamente autoritaria, aunque no fuese más que una dictadura pasajera. Por ejemplo, cabría considerar que la invocación de los poderes de emergencia por la corona de los Habsburgo fue un ejemplo de este procedimiento, pero mucho más importante fue el paso dado en esta dirección durante la descomposición de la monarquía parlamentaria portuguesa, cuando la Corona dio facultades a Joao Franco para gobernar temporalmente por decreto en 1907-1908. Al revés que los “poderes del decreto” limitados reconocidos por "la Tercera República" francesa, por ejemplo, o la autoridad de emergencia de la corona de los Habsburgo, la dictadura de Joao Franco no podía legitimarse a partir del sistema constitucional portugués, y funcionó exclusivamente en virtud de las dudosas facultades de la corona. Franco personificó una variante de la nueva tendencia “administrativa” del liberalismo conservador, y uno de sus lemas era "pouca politica, muita administraçao". En el decenio siguiente a la primera guerra mundial, fueron apareciendo por toda la Europa meridional otras variantes de esta tendencia “liberal autoritaria”, relacionadas solo marginalmente con los poderes constitucionales legítimos."

No hay comentarios: