15 febrero 2012

¿Acabará Francia con el BCE?

Hace ya mas años de los que me gustaría, tuve la ocasión de trabajar en la filial española de la que era en aquel momento la entidad financiera mas grande de Europa por volumen activos, se trataba de un banco francés de titularidad pública, hoy "fusionado", y que tras su quiebra, por supuesto nunca declarada oficialmente, en el año 1996 vio como el edificio de su sede principal, con sus archivos incluidos, en pleno centro de París ardía "accidentalmente", sin que los siempre diligentes "Sapeurs-Pompiers de París" pudieran evitar la destrucción de buena parte del edificio y la práctica totalidad de sus archivos.

Era costumbre en aquellos tiempos que, "desde arriba", llegaran órdenes de prestar dinero, por debajo del MIBOR, el "Euribor de antes", a las empresas francesas afincadas en España, incurriendo en graves pérdidas fruto de estas operaciones. Era frecuente además el "descuido" en la documentación de los créditos, así como el hacer la "vista gorda" respecto a la calidad de las garantías recibidas.

Protagonista principal de estas operaciones era la automovilística Peugeot ( Hoy PSA Peugeot Citroen), a la que a nivel internacional, de tanto en cuanto, se le "condonaba" alguna deuda por sus "erráticos" resultados financieros. De todos es sabido que salvo que fueras francés, solo comprabas un coche galo cuando no tenías dinero para uno alemán o japonés, Hoy quizás habría que añadir coreano.

Pues bien, hoy leemos en Bloomberg que PSA tras ser severamente vapuleada por la crisis, entre otras medidas planea acudir a las subastas de liquidez del BCE y estaría discutiendo el colateral (garantía) necesario para obtener préstamos de banco emisor. De confirmarse la operación habrá que ir pensando en desearles mucha suerte, en un futuro no muy lejano, a los miembros del Feuerwehr Frankfurt.